Una vez que pruebes Aras Innovator, no podrás parar

¿Qué hace Aras Innovator®  que las empresas y los usuarios  quieran volver a por más? Para empezar, Aras es diferente a cualquier otro producto PLM en el mercado. Al comparar  Aras Innovator con otras aplicaciones y plataformas de software empresariales, destaca como único y flexible, abierto y fácil de usar. Pero ¿qué significa eso?
En palabras de Rob McAveney, Chief Architect de Aras Corporation:

Aras es flexible y extensible: con Aras Innovator, la extensibilidad fue clave desde el principio. Los arquitectos habían estado en el mercado de PLM en una variedad de roles y sabían que tenían que tener una herramienta flexible de modelado de datos con una serie de comportamientos integrados, y una sólida API con un modelo de eventos ricos para hacer un cambio real en el mercado. Con Aras, se pueden crear tantas soluciones personalizadas como se desee.

Aras es fácil de usar: todo comienza con un aspecto familiar de Microsoft. Sus formas fácilmente configurables facilitan la transformación de Aras en lo que sea para que sus usuarios se sientan cómodos. Este es uno de los aspectos únicos para Aras.

• Aras es dinámico: los cambios que  se realizan en Aras Innovator se reflejan inmediatamente en la aplicación. No hay recompilación. No hay servicios de reinicio. Intenta facilitar la vida de cada usuario y desarrollador. Con Aras, el tiempo de inactividad nunca es un factor a la hora de planificar un cambio. La plataforma Aras detecta cambios, se ajusta en consecuencia y continúa.

• Aras es auto-describing: hay una serie de auto-descripciones de los sistemas. Estos sistemas te permiten inspeccionar la definición de un objeto/entidad sin tener que mirar el código. Por ejemplo, se puede averiguar que los objetos «Parte» tienen un atributo de «Número de pieza» o que las entidades de «Pedido» pueden estar en estados «Pendiente» o «Aprobado».

• Aras lleva su definición mucho  más allá: con Aras, se aprende sobre comportamientos, como si las revisiones se rastrean o qué flujos de trabajo están habilitados, y los detalles reales detrás de ellos. Los esquemas de revisión, los pasos del flujo de trabajo, los detalles detrás de los detalles, etc. De hecho, se puede obtener todo el camino hasta la clase raíz e inspeccionarse si se desea. Mucho más aún, Aras  permite lograr esto a través de su interfaz de usuario basada en un navegador estándar, a través de la API o mediante un simple mensaje SOAP.

• Aras es abierto y basado en estándares:  es una plataforma abierta por diseño. Toda la aplicación, incluido el modelo de datos y la lógica de negocio, se expone a través de un servicio web que utiliza estándares abiertos como HTTP, XML y SOAP. No hay lenguajes de macros o protocolos de propietarios – las únicas cosas que se pueden aprender son un dialecto XML simple y una API bien documentada. Incluso a nivel de aplicación, las soluciones empaquetadas se basan en estándares industriales, como PMI, CMII y APQP.

• Aras es adictivo: después de usar Aras Innovator por un tiempo, la construcción de soluciones con el se convierte en una segunda naturaleza. Y adictivo. Las posibilidades son tan interminables que a veces decidir qué no hacer es más difícil que decidir qué hacer.

Después de escuchar a Rob, ¿por qué no animarte a probar Aras?